Amor a primera vista… ¿existe?

De que estamos hablando cuando decimos “amor a primera vista”, ¿es una frase cierta y con fundamento?
blog_image
¿Es una frase cierta y con fundamento?

Cuando conocemos a alguien por primera vez y nos encandila, nos obnubila, quedamos paralizados, con el corazón latiendo de manera alarmante, pareciera que se saliera del pecho y que es algo inevitable, pero ¿es eso amor?

Empecemos por definir al amor. Se suele creer que el amor es un sentimiento, una sensación como las descriptas, (pensadores no se han puesto de acuerdo y no es la intención de entrar en un debate filosófico), pero ese es el concepto de Hollywood, de las películas, de las novelas románticas, en realidad el amor es una DECISIÓN. Es una predisposición voluntaria de la mente a decidir vincularse con alguien o con algo. El sentimiento que describíamos anteriormente es enamoramiento, es el famoso “metejón”, el encantamiento inicial. Es a lo que definimos como el impacto inicial. No sería correcto llamar amor a un contacto o vinculación con algo que aún no conozco y no le he dedicado el tiempo necesario para establecer un vínculo duradero basado en la decisión de amar.

Esta sutil diferencia es la causa por la que muchas relaciones no son duraderas. Es cierto que al conocer a alguien por primera vez, en ocasiones se produzca cierta “química”, cierta atracción, pero eso no es amor. Es algo necesario para que empiecen a generarse las condiciones adecuadas para fortalecer ese impacto inicial y construir una relación que resista los tiempos difíciles que seguramente vendrán.

Dónde esté tu tesoro, ahí estará tu corazón

Dime el tiempo que dedicas a cada cosa y te diré dónde está tu corazón, donde está tu amor. Quien dedica mayormente el tiempo a su trabajo, es porque lo ama, quien está todo el tiempo cuidando su auto, ahí está su corazón. A lo que dediquemos esfuerzo y tiempo será a lo que hemos decidido amar.

El amor no brotará instantánea ni automáticamente. Muchos me dice, “no siento que la amo”, “no me sale amarlo”, “el amor se me acabó”, etc., te invito a que empieces por tomar la decisión de amar, no a esperar que te aparezca el sentimiento, porque no lo hará. Invierte tiempo, dedica tu concentración, usa tu imaginación, destina recursos a lo que has decidido amar y verás los resultados.