AELEM

¿POR QUÉ ES BUENA LA AUTOESTIMA?

3 puntos importantes de porque es buena la Autoestima .



1. Una buena autoestima me permite una mejor supervivencia.
El ser humano, según el psicoterapeuta cognitivo Albert Ellis, tiene dos metas generales en su vida:

la supervivencia y la felicidad

Es obvio que sin la primera no existe la segunda. Por lo tanto, el sentido de supervivencia es general en los seres humanos. Cuando este desaparece, la vida del hombre entra en peligro, ya que comienza a generarse la ideación tanática (idea de muerte o suicida) que puede evolucionar de forma pasiva (cuando el individuo se abandona, sin hacer nada para vivir)o de forma activa (cuando interviene en forma directa sobre el cese de la vida, es decir, por medio de actos suicidas o pseudosuicidas). En otras palabras, las personas que no se aprecian o estiman a sí mismas corren el riesgo de desarrollar conductas suicidas.

Muchas personas me explican que ese no es el problema, porque lo que quieren es morirse. En ese momento se me vienen varias ideas a la cabeza, entre otras la siguiente:

el suicidio NO es negocio.

Todos vamos a morir en algún momento. Adelantar ese suceso por el solo hecho de no tolerar la frustración de vivir la adversidad, sea cual fuere, es como dejar de jugar a la mitad del partido final del mundial de fútbol, porque nuestro equipo va perdiendo. Los resultados, en verdad, no se saben hasta el final. Sostener que vamos a perder e irnos, es hacer una conclusión sin evidencia y crear un pensamiento catastrófico, que es una distorsión cognitiva. Y suicidarse en vano es realmente mal negocio, ya que no se gana nada y se pierde todo, pero en particular la decisión del suicidio está basada en una distorsión cognitiva acerca del futuro y de la capacidad de frustración.

2. Una buena autoestima nos permite tener paz.

Entendemos por paz psíquica a un estado subjetivo de armonía y tranquilidad interior que, a pesar de no ser posible su valoración objetiva, la percepción de la misma por parte de las personas hace que sea un estado anhelado por la mayoría.

Las personas necesitan moverse en lugares agradables;

cuando no lo hacen, tienen cierta capacidad de tolerancia, pero esa tolerancia tiene un límite. Cuando alguien no se estima o no puede apreciar a otro, existe un estado de disconformidad con dicha persona (siempre entendiendo que la conocemos). Ese conflicto genera un estado de alerta continua que se interpreta como peligro por nuestro sistema nervioso central. Si eso lo trasladamos hacia nosotros mismos, el conflicto se generará con nosotros y al haber un estado de peligro continuo, el estrés producido por esa situación desembocará en un estado de angustia y depresión (recordemos que el estado continuo de despolarización neuronal producido por este estado de incomodidad lleva a un estado de repolarización refractaria que no permite a la neurona recibir estímulos, esto es conocido como depresión muchas veces).

3. Una buena autoestima nos permite resolver mejor los problemas.

La autoestima negativa produce un conflicto interno que lleva a gastar parte de nuestra energía psíquica en resolverlo y otra parte en lograr el normal funcionamiento de nuestras actividades diarias. Así, si estoy cursando con situaciones estresantes como un divorcio, la pérdida de un trabajo, una enfermedad mortal, etcétera, funcionaré psíquicamente según mis capacidades de tolerar ese grado de estrés, y si una gran parte de mí está ocupada en resolver conflictos internos, el resto quizá no sea su ciente para enfrentar los acontecimientos actuales y entonces genero una situación de crisis como pueden ser la ira, la depresión, entre otras. Por el contrario, si mis capacidades psíquicas están intactas, es decir, si no tengo conflictos internos y, por lo tanto, no hay en mí un estado de alerta continuo que me desgaste psíquicamente, tendré una reserva psíquica que me permitirá tolerar con mejor capacidad las situaciones estresantes y funcionar con más optimismo ante ellas.

- Extracto del libro "El poder de la confianza"

Counter