AELEM

DESARROLLANDO VÍNCULOS SANOS

Desarrollar relaciones sanas y funcionales es totalmente posible.



Dentro de las relaciones de pareja, muchas veces asumimos necesidades que terminan afectando la calidad relacional.

Esto se da porque solemos poner improntas, expectativas o demandas en el otro porque creemos que necesitamos que hagan o actúen de determinada forma.

“Necesito que me tengas lista la comida cuando llego de trabajar”, “necesito que me acomodes de tal manera las cosas”, “necesito que me sonrías a cada rato”, etc.

Cuando las personas ponen la categoría de necesidad sobre un deseo que tienen, al no cumplirse éste, cuando la otra persona no suple lo que yo asumo que estoy necesitando, termino generando un estado de violencia contra el otro.

Es por ello que se gestan las discusiones y peleas en las relaciones.

Porque las personas desarrollan una creencia errada en base a lo que están esperando del otro: “esto es algo que tiene que ser así”, “esto tiene que ocurrir”, “ella debe ser de tal manera”, “él debería actuar de esta otra forma”, “debería sacarse los zapatos cuando entra a la casa”, “debería hacer menos ruido cuando come”, “debería ser más simpático con la gente”, debe, debe, debe...
Los “debe” que nosotros ponemos son barreras que estorban nuestro sano relacionamiento. Llega un punto en el que son tantos los obstáculos que se termina asfixiando la relación.

Esto es lo que algunos terapeutas llaman “la tiranía de los debería”

La cual termina desarrollando relaciones totalmente disfuncionales, violentas, agresivas y sumamente dañinas.

Necesitamos aprender a ubicar las cosas que queremos o esperamos del otro en la categoría de “deseable”, como algo preferible y no como una demanda. Es cuando le ponemos la calidad de demanda que la relación entra en un ciclo desgastante.

Desarrollar relaciones sanas y funcionales es totalmente posible.

Counter